Blog

Origen de la revista Colombiana de gastroenterología

Blog Digescol Colombia

Transcurría el año 1985. Grandes acontecimientos estremecían la humanidad y nuestro país. La beligerante llegada de Gorbachov al poder en la Unión Soviética con la imposición de medidas económicas y anticorrupción modificó el escenario de la guerra fría...

En Colombia el proceso de paz del Presidente Belisario Betancour estaba enmarcado en procesos de persistente violencia política. La tragedia natural del volcán en Armero y luego la toma del Palacio de Justicia por la guerrilla del M-19 marcaron trágicamente este año. Cundían el temor y la desesperanza ante la cercanía de un país inviable. Al lado de esa Colombia herida y desgarrada sin embargo amanecía, respiraba y trabajaba la otra Colombia. La que nunca paró. La que nunca dejó de soñar. La que nunca perdió la esperanza. Ahí estábamos. Nuestra Sociedad de Gastroenterología estaba en vísperas de su cumpleaños número 40. Estábamos ya pensando en un gran evento en el país como un Panamericano y para eso se estaba planeando la primera reunión de la SMIER en América Latina para hacerlo en fecha coincidente. Las Revistas Médicas en Colombia estaban mejorando y publicaciones como Tribuna Médica y las de Cirugía y Medicina Interna apenas colmaban las amplias expectativas del cuerpo médico colombiano. Era necesario tener una publicación tipo Revista pues el Libro Temas Escogidos de Gastroenterología a pesar de su excelente reputación no era suficiente.

Siendo Presidente de la Sociedad el Dr. Paulo Emilio Archila mi eterno compañero y amigo de sueños y realizaciones , se planeó siendo yo su primer Editor, una Revista de circulación trimestral con el patrocinio generoso y suficiente de Laboratorios Abbot de Colombia a quien le proporcionamos los mejores espacios publicitarios. No puedo dejar de mencionar a los señores Guillermo Ortiz y Jaime Alberto Naranjo de dicha empresa farmacéutica quienes realizaron una gestión personal de alta calidad y sin la cual hubiese sido muy difícil iniciar. Pero mejor que nada será observar cuál fue el primer número y recordar con gratitud inmensa a ese inmenso y valioso grupo humano de dirigentes de la gastroenterología